porexpan

EPS Porexpan ¿Qué es y para qué sirve?

Cuando hablamos del Porexpan nos referimos a ese material que todos conocemos derivado del poliestireno pero que se ha expandido para obtener una estructura esponjosa, de esta manera es muy eficiente a la hora de proteger objetos de posibles golpes o rozaduras, también es conocido popularmente como Poliespán o Corcho blanco debido al color del mismo.

Pero, ¿para qué es el EPS? En muchos casos vemos que también se utiliza como material aislante, ya que sus propiedades lo convierten en un protector térmico y acústico ideal, un buen ejemplo de esto y de cara al mundo de la construcción sería para climatizar edificios, al ser un material de bajo coste permite a las constructoras ahorrar una cantidad económica considerable, además es un material muy ligero con lo cual es idóneo para las obras de ingeniería civil.

Quizás su uso más común sea el de formar parte del embalaje para todo tipo de electrodomésticos o alimentos cuando estos son transportados a su destino, una vez ha cumplido con ésta función normalmente acaba en la basura debido a que ocupa un espacio del cual normalmente no disponemos en nuestras casas, sin embargo con un poco de imaginación, asesoramiento y respeto al medioambiente podemos realizar manualidades con él, ya sea creando todo tipo de adornos como lámparas para nuestros hogares o para decorar ( sobre todo en épocas navideñas ) nuestro árbol de navidad o pesebre ya que representa de manera fiel la forma de la nieve gracias a su color y a su forma en bolitas si lo llegamos a deshacer.

Es aconsejable también si disponemos de espacio guardarlo en casa ya que seguro que en un futuro nos hará falta enviar algo de manera segura y es muy sencillo ajustar las piezas más grandes a piezas más pequeñas para adecuar a la perfección el embalaje al objeto que deseemos mandar.

Otra de sus grandes cualidades es que se trata de un material 100% reciclable, ya que es posible crear otra clase de productos a través de esta materia prima del cual se compone, esto se lleva haciendo desde hace décadas y normalmente se mezcla un 50% del material reciclado con el nuevo para componer nuevos bloques de EPS, es importante recordar que para que sea reciclado en un futuro siempre debemos depositarlo en los contenedores amarillos o en su defecto entregarlo en el punto limpio que tengamos más cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *