higiene bucodental

¿Cómo podemos cuidar la salud bucodental en las vacaciones?

Las vacaciones son un periodo en el cual existe una mayor tendencia a pasar más tiempo fuera del hogar, picar entre horas y consumir bebidas azucaradas o carbohidratadas. Este tipo de alimentos suelen pasar factura a la salud de nuestros dientes, si a todo esto le sumamos que se suelen tener peores hábitos de higiene bucodental, pues es más fácil que ocurran problemas.

Debemos concienciarnos de lo importante que es cuidar los hábitos de higiene bucodental, los cuales se deben intensificar en estas épocas del año, donde no es lo más común llevar un cepillo de dientes en los viajes. El cepillado es fundamental, sobre todo antes de dormir, momento en el que los ácidos deterioran el estado de las piezas dentales más fácilmente y la secreción salival se reduce bastante, por lo que las bacterias aparecen fácilmente.

La vuelta de las vacaciones es sin duda, uno de los momentos más comunes en los que la población suele acudir al dentista u odontólogo con molestias. El principal factor es la higiene bucodental, que suele dar lugar a la aparición de la famosa placa bacteriana, caries o inflamación de las encías, que pueden derivar en gingivitis o demás enfermedades.

Para la prevención es fundamental llevar siempre un cepillo en nuestro bolso o la maleta, así como tener un kit de higiene bucodental en nuestro trabajo. Debemos ser conscientes de que mantener los hábitos de higiene bucodental en vacaciones es importante para evitar que aparezcan caries o problemas con las encías, lo que tenemos que tener en cuenta son los problemas relacionados para una serie de grupos de población:

  •         Los pequeños de la familia: Las vacaciones suelen ser el momento en el que los niños suele ir a campamentos donde hay muchas actividades al aire libre. En este periodo los traumatismos dentales suelen aumentar por golpes o caídas. Prevenir esto mediante protectores dentales es una buena medida, lo mismo que controlar la higiene bucodental.
  •         Personas mayores y bruxistas: El consumo de bebidas y productos fríos suelen dar lugar a problemas de sensibilidad dental, los cuales se manifiestan en muchos grupos de población, como pueden ser las personas mayores o bruxistas, que suelen tener hipersensibilidad.
  •         Pacientes crónicos con medicación: El aumento de la temperatura en época vacacional ayuda a la sequedad bucal, algo común en las personas que suelen padecerlo habitualmente por la medicación. El aumento del consumo de agua o bebidas sin azúcar como pueden ser las frutas y verduras aumenta nuestra hidratación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *